Consumer Healthcare

CONSUMER HEALTHCARE

EL COMPROMISO DE ANGELINI

La automedicación se está integrando cada vez más en la asistencia sanitaria. Por consiguiente, la variedad de medicamentos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) es muy competitiva, pero, a pesar del número limitado de principios activos del mercado, existe una gran oportunidad para innovar, gracias a la posibilidad de mejorar las formulaciones, las dosis y el uso.


Angelini está invirtiendo en investigación para desarrollar nuevas fórmulas para curar dolencias leves y obtener la aprobación de más principios activos para medicamentos de venta libre.

Como resultado, la cartera de medicamentos OTC de Angelini es muy variada e incluye varios productos nuevos dirigidos a una amplia gama de grupos de pacientes, como niños, adultos, mujeres y personas mayores.

Entre los beneficios de usar medicamentos de venta libre frente a medicamentos de venta con receta, se incluyen el fácil acceso, los costes más bajos, la comodidad y las cualidades que confieren poderes al cliente. A su vez, estos factores contribuyen a aumentar la adherencia al tratamiento, lo que influye de forma positiva en los resultados de la enfermedad, los costes sanitarios y el consumo de recursos.

Angelini siempre ha reconocido y apoyado que se confieran poderes a los pacientes incluso en el enfoque terapéutico de la automedicación responsable, de acuerdo con los criterios fundamentales de utilización adecuada de los medicamentos.

Consumer Healthcare

Autocuidado de la salud en Europa

  • Autocuidado: beneficiosa tanto para los
    individuos como para las sociedades.

    Los resultados médicos positivos representan sin lugar a duda la mayor contribución de la autogestión de la salud. La práctica responsable de la autogestión de la salud también se traduce en un uso más eficiente de los recursos y una reducción significativa del gasto sanitario. Desempeña un papel importante en la mejora de la competitividad de las economías europeas al proporcionar incentivos para el crecimiento en una industria muy innovadora que se fundamenta en el conocimiento.1

    «La automedicación capacita a los pacientes para que traten o prevengan enfermedades crónicas o de corta duración que consideren que no requieran la consulta de un médico o que puedan tratarlas las personas después de un diagnóstico médico inicial». Comunicación de la Comisión Europea sobre medicamentos seguros, innovadores y accesibles.1

    El autocuidado tiene una serie de beneficios potenciales entre los que se incluyen:

    • un mayor acceso a un tratamiento eficaz
    • una disminución de la cantidad de consultas médicas (lo que alivia la presión sobre los servicios sanitarios)
    • un aumento de la productividad de la población
    • una mayor autonomía del paciente
    • menores costes para pagadores terceros, como el gobierno o las compañías de seguros2
    Los indicios muestran que la automedicación responsable y adecuada con medicamentos de venta libre puede proporcionar importantes beneficios económicos para los pacientes, los empresarios y los sistemas de atención sanitaria de todo el mundo.2

Referencias

  1. 1 - Asociación de la industria europea de la automedicación. Autocuidado: una solución ganadora. Bruselas: AESGP; 2012.
  2. 2 - Nadie J, Blanchette CM. El valor de la automedicación: resumen de la evidencia existente. J Med Econ 2018; 21 (2): 201-211.
volver arriba

Infecciones del tracto respiratorio superior

  • Características principales

    Las infecciones del tracto respiratorio superior son las más comunes entre la población. Son la principal causa de que las personas falten al trabajo o a la escuela y, por tanto, tienen importantes implicaciones sociales.

    El término "tracto respiratorio superior" abarca varias estructuras anatómicas conectadas entre sí: nariz, senos paranasales, oído medio, faringe, laringe y la parte proximal de la tráquea.2

    La mayoría de las ITU agudas están causadas por virus, especialmente rinovirus, coronavirus, adenovirus, virus de la parainfluenza, virus sincitial respiratorio y enterovirus. Son responsables de más del 80% de los resfriados comunes.2
  • Las infecciones de la URTI

    • Rinitis (inflamación de la mucosa nasal)
    • Rinosinusitis o sinusitis (inflamación de las fosas nasales y los senos paranasales)
    • Nasofaringitis (rinofaringitis o resfriado común)
    • Faringitis (inflamación de la faringe, la hipofaringe, la úvula y las amígdalas)
    • Epiglotitis (inflamación de la porción superior de la laringe y de la zona supraglótica)
    • Laringitis (inflamación de la laringe)
    • Laringotraqueitis (inflamación de la laringe, la tráquea y la zona subglótica)
    • Traqueítis (inflamación de la tráquea y de la zona subglótica).2
    En la mayoría de los casos, estas enfermedades son autolimitadas y pueden tratarse en casa.2 Sin embargo, algunas pueden causar complicaciones graves.2
  • Fiebre y otros síntomas de las URTI

    Los pacientes con URTI suelen presentar:
    • Goteo nasal
    • Estornudos
    • Congestión
    • Secreción nasal de clara a mucopurulenta
    • Un sentido del olfato alterado
    • Goteo postnasal con tos
    • Fiebre de bajo grado2

    Una fiebre de grado moderado a alto sugiere una infección bacteriana secundaria.1

    La fiebre es una respuesta fisiológica normal a la enfermedad que facilita y acelera la recuperación.1 Aunque la fiebre suele ser un síntoma de presentación de una infección vírica autolimitada, también se asocia a infecciones bacterianas graves, como la meningitis y la neumonía, y a otras enfermedades no infecciosas.1 Sin embargo, en los niños, la identificación oportuna de los que corren riesgo de padecer una enfermedad grave permite una derivación rápida y un tratamiento adecuado.1 Los antipiréticos deben utilizarse para que el infante esté más cómodo y no se emplean de forma rutinaria con el único objetivo de reducir la temperatura.2

Referencias

  1. 1 - Green R, Jeena P, Kotze S, Lewis H, Webb D, Wells M. Management of acute fever in children: guideline for community healthcare providers and pharmacists. S Afr Med J 2013;103(12):948-954.
  2. 2 - Peroš-Golubičić T, Tekavec-Trkanjec J. Upper respiratory tract infections. In: Blasi F, Dimopoulos G, editors. Textbook of respiratory and critical care infections. New Delhi: Jaypee Brothers Medical Publishers; 2015. pp. 16-28.
volver arriba

Higiene femenina íntima

        • Higiene femenina íntima


          El papel de la higiene íntima femenina en la salud valvovaginal

          La vulva es la primera línea de defensa para proteger el tracto genital de las infecciones.1

          La piel de la vulva se diferencia de otros lugares de la piel en:

          • La hidratación
          • La fricción
          • La permeabilidad
          • La irritación visualmente perceptible
          • La mayor susceptibilidad a los agentes tópicos en comparación con la piel del antebrazo debido a su mayor hidratación, oclusión y propiedades de friccón1
          Con el apoyo de las directrices internacionales, la limpieza suave diaria de la vulva es un aspecto importante de la higiene femenina y de la salud íntima en general. Debe animarse a las mujeres a elegir un lavado externo cuidadosamente formulado y clínicamente probado que proporcione beneficios antimicrobianos específicos y otros beneficios para la salud sin afectar negativamente a la microbiota vulvovaginal natural.1

           

          Protección frente a infecciones

          La flora vaginal normal, el pH vaginal ácido y el flujo vaginal son componentes de los mecanismos de defensa innatos que protegen contra las infecciones vulvovaginales. Las bacterias residentes ayudan a mantener un pH ácido y compiten con los patógenos exógenos para adherirse a la mucosa vaginal.1 Es necesario destacar la importancia del ácido láctico vaginal, ya que se correlaciona con la salud vaginal, inhibe el crecimiento de las bacterias asociadas a la vaginosis bacteriana y posiblemente desempeña un papel en la defensa inmunitaria local.1

           

          Infecciones vulvovaginales

          Muchos factores como:

            • la inmunodeficiencia
            • cambios hormonales
            • estrés
            • el uso de una ducha vaginal o de jabón para limpiar la vagina pueden alterar la flora normal y causar infecciones.1
          La vulva es susceptible de sufrir dermatitis y otras afecciones dermatológicas, sobre todo cuando la función de barrera de la piel se ve comprometida por los factores que constituyen el entorno normal de la vulva, es decir, la humedad (orina, flujo vaginal), las enzimas (restos de heces), la fricción y el calor.1

           

          Los signos y síntomas de los trastornos vulvovaginales son comunes (por ejemplo, prurito, dolor y malestar, cambios en el color y la textura de la piel) y pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida.1 Una amplia revisión confirmó que la microbiota vaginal molecular dominada por los lactobacilos corresponde a un microambiente vaginal sano y que la vaginosis bacteriana debe describirse como una disbiosis polibacteriana (desequilibrio microbiano) en la que disminuye la carga de lactobacilos y aumenta la diversidad y la carga bacteriana de otras bacterias anaerobias. La disbiosis se ha asociado sistemáticamente con un mayor riesgo de infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el virus del papiloma humano (VPH), el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) y el Trichomonas vaginalis. 1

          Referencias

          1. 1 - 1. Chen Y, Bruning E, Rubino J, Eder SE. Role of female intimate hygiene in vulvovaginal health: global hygiene practices and product usage. Women’s Health 2017;13(3): 58-67.
          volver arriba